Cómo influye la primavera en nuestro cabello




Dicen que la primavera, la sangre altera y razón lleva este dicho popular.


Los cambios estacionales traen alteraciones en todos los sentidos. El tiempo cambia y afecta al paisaje, a la luz, a los seres vivos en general y a los humanos en particular. Las alergias primaverales cobran especial relevancia, pero también los cambios en nuestra piel y cabello.



El ritmo circadiano


El ritmo circadiano es, por así decirlo, nuestro reloj biológico, el que rige las funciones de nuestro organismo. El tiempo afecta a nuestro cuerpo y como las estaciones son ciclos temporales, también nos alteran. Pero lo fundamental es que ese ritmo circadiano viene influenciado por las modificaciones en la luz que activa y desactiva muchos mecanismos de cualquier ser vivo.


En primavera y en otoño se producen cambios en la luz, por eso son estaciones de renovación. Se trata de las épocas del año en que, por ejemplo, se nos cae más el pelo. Esto le sucede a la mayoría de los mamíferos, muchos de los cuales pierden parte de su pelaje. Es una renovación y es completamente normal, pero hay que estar atentos a los procesos de caída capilar más abundante de lo habitual en estas estaciones.



Caída del cabello: ¿normal o excesiva?


Los expertos dicen que un 10-15% de nuestro cabello está renovándose, así que esa cifra es la normal en los procesos de caída y hasta un poco más en primavera y otoño. Es aceptable que perdamos entre 100 y 150 pelos diarios y que esta caída dure entre 3 y 4 semanas. Más allá de estos baremos, quizás debamos acudir a un especialista. Una analítica de nuestro médico de familia podría aportar información valiosa sobre si tenemos alguna carencia mineral o vitamínica.



¿Qué necesita nuestro cabello en primavera?


Sobre todo, nutrirlo por dentro. Para ello es imprescindible una alimentación correcta, con pocas grasas saturadas y muchos alimentos vegetales ricos en minerales y vitaminas. Si tenemos anemia, incrementar el hierro tomando alimentos ricos en este mineral o suplementos que nos ayuden a compensar su pérdida.


Una vez tenemos cubierta la alimentación, deberíamos darle a nuestro cabello lo que necesita por fuera. En primer lugar, limpieza con los productos adecuados para nuestro cuero cabelludo y el tipo de cabello que tengamos. A veces nos olvidamos de que un cuero cabelludo graso o excesivamente seco son las principales fuentes de caído del pelo. Por eso hay que limpiarlo con productos suaves pero efectivos, especialmente si usas productos de fijación a diario.


En SBS somos especialistas en salud capilar, por lo que te invitamos a visitarnos. Estamos en Las Palmas de Gran Canaria, calle Montevideo, 24 y nuestro teléfono es el 928 505 311.


Esperamos verte pronto en Salón Belleza Saludable.