Alimentos para lucir una melena de escándalo


Foto de Pablo Merchan Montes para Unsplash

Una correcta alimentación es indispensable para todo, desde tener la energía necesaria para afrontar el día a día hasta para mantener en buen estado nuestra vista, lucir una piel luminosa y un cabello brillante y fuerte.


Es una evidencia científica que el cabello está renovándose constantemente durante toda nuestra vida. De hecho, puede considerarse normal perder entre cincuenta y ciento cincuenta diarios. Más incluso en determinadas épocas del año, como la primavera o el otoño. Se trata del ciclo capilar, así que, ¡no nos asustemos!


Además, sabemos que el pelo puede caerse por razones genéticas, bioquímicas, estrés, mala alimentación, carencia de vitaminas y minerales, cambios hormonales, tratamientos químicos agresivos con el cabello o incluso el calor excesivo ejercido sobre él. A veces solo nos preocupamos cuando el cabello se cae, pero no nos paramos a analizarlo antes de que eso suceda, observando si lo tenemos reseco, mate, quebradizo... En este sentido, una buena alimentación, completa y equilibrada ayuda a evitar estos síntomas.



Alimentos extraordinarios para la salud capilar


Una buena alimentación, variada y adecuada según nuestro ritmo de vida, nos ayudará a tener una vida saludable, pero es que además, favorecerá nuestra belleza natural. Cada alimento tiene sus propias particularidades y todos, de un modo u otro, contribuyen a nuestro bienestar. Sin embargo, vamos a centrarnos en unos cuantos por su relación directa con la salud capilar:

- Aceite de oliva: este elixir dorado es riquísimo en vitamina E, que ayuda a evitar la caída excesiva del cabello.

- Brécol: esta verdura deliciosa está repleta de vitamina A, que favorece la oxigenación de las células del folículo del pelo.

- Carne roja: si bien es cierto que hay que reducir su consumo por muchas razones, es una de las mejores fuentes directas de hierro.

- Cereales integrales: maravillosos para aportarnos vitamina B.

- Frutos secos: llenos de vitamina E y grasas cardiosaludables, geniales para las membranas celulares que también tiene el pelo.

- Huevo: rico en vitamina B y, dentro de este grupo, en biotina (vitamina B7) y ácido fólico (vitamina B9). Además, el huevo es económico, fácil de cocinar y está delicioso.

- Lácteos: son ricos en calcio y este mineral ayuda al crecimiento de las uñas y el pelo.

- Legumbres: pocos alimentos son más completos en todos los sentidos (vitaminas B, manganeso, hierro y magnesio) y encima son económicas y muy versátiles.

- Marisco: están llenos de minerales indispensables para la salud capilar, como el zinc, el cobre y el selenio. Pero no hay que abusar con su ingesta.

- Naranja: la vitamina C favorece la formación del colágeno, una proteína importantísima para la piel y el cabello.

- Plátano: una bomba llena de minerales, vitaminas y carbohidratos hidratos de los buenos.

- Pescado: todo el pescado es saludable, pero lo es especialmente el azul, pues es fuente de un aminoácido llamado metionina que mantiene el pelo grueso, fuerte y brillante.

- Pimiento: tanto el rojo como el verde poseen mucha vitamina C, un antioxidante fundamental para la salud del cabello.


Recuerda que hay que en torno a un 60% de lo que comemos cada día debería pertenecer a los grupos de frutas y verduras, seguidas de las legumbres y cereales (integrales y sin azúcares), frutos secos, lácteos y, por último, pescado y carne. Mientras menos alimentos procesados comamos, mucho mejor.


Echa un vistazo a esta pirámide de la alimentación e intenta cumplir con sus máximas.

Llenemos la nevera (alimentos frescos y poco o nada procesados) y aligeremos la despensa. Luego, solo nos queda que apliquemos tratamientos capilares adecuados a nuestro cabello y cuero cabelludo, como los que estamos en disposición de ofrecerte en nuestro salón de peluquería en Las Palmas de Gran Canaria.


Esperamos verte pronto en Salón Belleza Saludable.